Gaudinfancia » Blog » Los niños y las pantallas, diferenciemos entre uso abusivo y adicción.

Los niños y las pantallas, diferenciemos entre uso abusivo y adicción.

por | 24 Feb 2021 | Educamos, Entretenimiento

fomo y nomofobia pantallas niños

Actualmente los adultos pasan más de hora y media diaria utilizando las redes sociales o servicios de mensajería. Pero esta cifra se queda muy corta si analizamos el tiempo de conexión a internet de nuestros hijos.

En 2012, Sherry Turkle (defensora de la tecnología), predijo que “Nos hemos acostumbrado a estar acompañados cuando estamos solos y a estar solos cuando estamos acompañados”

Actualmente la adicción a las pantallas está siendo considerada una enfermedad de salud mental por su alta incidencia en las consultas. Podríamos compararla a una adicción sin drogas, pero con consecuencias parecidas.

La edad, el gran dilema.

Según el Instituto Nacional de Estadística, la edad en la que los adolescentes y jóvenes utilizan internet y comienzan a tener móvil propio se adelanta año tras año. Con 10 años el 86,7% tiene ya su primer dispositivo y el porcentaje crece hasta el 98% a los 15 años.

Según un estudio realizado por la Universidad Camilo José Cela y el Instituto de Adicciones de Madrid Salud se llegó a las siguientes conclusiones: el 87,7% se conecta al menos una vez a la semana, el 77,6% diariamente y el 74,9% varias veces al día. Pero lo importante sería preguntarnos: ¿y cómo lo usan? Podríamos afirmar que solo un 32% de los adolescentes hacen un uso adecuado de internet, mientras que el 31,5% está en el límite francamente peligroso. De este porcentaje un 23,3% tendría una conducta de uso abusiva y el 13,2% muestra una clara dependencia.

Si nos fijamos en el consumo de juego con dinero presencial, el porcentaje asciende al 59,5%, siendo los principales consumidores los hombres entre 15 y 64 años.

¿Qué significa FOMO y NOMOFOBIA?

Son dos síndromes que describen una situaciones cada vez más comunes en nuestro día a día. El primero proviene del inglés Fear of Missing Out, se refiere al temor que sentimos al perdernos algo del mundo digital y así poder quedar excluidos de él. El segundo es el miedo irracional que podemos sentir a quedarnos sin batería o a poder dejarnos el móvil en casa.

Si observamos que nuestro hijo pasa más de dos horas al día en Youtube, que se pasa horas y horas whatssapeando o no conseguimos desengancharlos de Intagram, hemos de empezar a preocuparnos y si conviene pedir ayuda. No son adictos al móvil o internet, simplemente están haciendo un uso problemático o abusivo de las tecnologías.

Conductas adecuadas

Poner normas y límites es indispensable para que los menores aprendan a convivir con el mundo digital de una forma saludable.

Pensemos que muchas veces somos los padres los que ofrecemos gratuitamente a nuestros hijos nuestro móviles para que nos dejen tranquilos. Es más fácil tenerlos entretenidos con el móvil, ordenador o cualquier equipo electronico viendo una peli de dibujos que estar con ellos jugando. Si este echo ocurre de vez en cuando, no pasa nada, pero si ocurre con frecuencia el niño substituye los juegos de cooperación, de motricidad o sencillamente los juegos familiares, por el teléfono o el ordenador de los padres.

Otro aspecto importante que debemos tratar son los modelos de conducta que los pequeños de la casa reciben de sus mayores. Como todos sabéis los niños imitan el día a día de los mayores que tienen al lado. Si un niño siempre ve a sus padres leyendo, es muy probable que coja el hábito de la lectura. Actualmente los adultos nos pasamos horas y horas conectados al móvil, al ordenador, al ipad, etc. Con este modelo es muy fácil que el niño se acostumbre también a estar gran parte del día conectado.

Los pediatras nos ofrecen unas pautas a seguir:

  • Los bebés hasta los 18 meses no deberían estar expuestos a las pantallas.
  • A los niños de 2 a los 5 años se les tendría que limitar el uso de los medios entre media y una hora al día y siempre con contenidos de calidad.
  • Desde los 5 a los 12 años es necesario acompañarles y supervisarles siempre, pudiendo hacer uso entre una hora u hora y media al día.
  • Cuando ya entramos en la adolescencia nuestra labor ha de ser de guía y educarles en el uso responsable y saludable de las tecnologías.

Detectemos cuando hay un posible problema

Vamos a enumerar una serie de comportamientos que realizan los niños y adolescentes y que nos pueden indicar que existe un posible problema:

  • Se encierra en su habitación más de lo habitual, creando un mundo virtual de reclusión y aislamiento.
  • Se irrita con facilidad, muestra cierta violencia cuando le privamos del ordenador o móvil.
  • Bajada de rendimiento y calificaciones en el colegio de manera repentina.
  • Cambios físicos como cansancio, somnolencia o bajada de peso. Pensemos que muchas veces el ordenador y móvil están en la habitación de nuestros hijos, por tanto tienen toda la noche para poder hacer uso de ellos.
  • Aislamiento en su habitación o incluso no querer salir de casa.
  • Cambio de comportamiento mostrándose agresivo, contestando de mal modo o incluso mostrando tristeza o ansiedad.

Cuando detectemos algunos de estos aspectos debemos acudir a un profesional, como por ejemplo nuestro médico de cabecera. Él ya nos guiará a un especialista que tratará el problema y trabajará directamente con el adolescente.

Desde Gaudinfancia te queremos proponer un par de artículos que pueden ayudar a padres y educadores a divertirse en familia o grupo y olvidar por unos momentos los juegos electrónicos y las pantallas:

  • Globo misión animales
  • Laberinto addict a ball large

Globo misión animales

Una manera diferente y divertida de aprender geografía y la vida de los animales que habitan nuestro mundo. Con el globo hinchable y las cartas que te van apareciendo sé un auténtico líder y gana la misión. Este juego es ideal para jugar en familia a partir de los 6 años.

Ver libro en catálogo

Laberinto addict a ball large

Este recorrido de 138 etapas es realmente alucinante. Tendrás que trabajar la paciencia y la astucia para conseguir realizar todo el recorrido con el mínimo tiempo posible.

Organiza competiciones con tus familiares o amigos y haber quien consigue terminar antes el super recorrido del laberinto más trepidante que te hayas encontrado nunca.

Ver libro en catálogo

Mónica Mestre

¡Hola amigos! Mi nombre es Mònica Mestre y soy empresaria y madre, ahora que mis “niños” ya son mayores, tengo más tiempo para dedicarme a nuevas facetas que siempre me han atraído y en las que nunca había profundizado. Con los años he aprendido a escuchar, pensar y observar. Es muy importante valorarte y sobre todo quererte mucho. Deja que te dé un pequeño consejo: cada niño es único y singular. No caigáis en el error de comparar su desarrollo físico, mental y motriz con otros niños.

0 comentarios

Catálogo de Productos

Regalos, juegos, libros y material de oficina de la mano de expertos.

Artículos relacionados