Gaudinfancia » Blog » ¿Realmente somos felices?

¿Realmente somos felices?

por | 10 Mar 2021 | Educamos, Recomendación Libros, Regala Salud, Responsabilidad Social

Ser feliz

A lo largo de la historia muchos filósofos han profundizado en este aspecto siendo definido de mil y una maneras.

Realmente cada persona puede darnos su definición y lo que es cierto es que el ser humano dedica gran parte de su vida a buscar su felicidad.

Definamos felicidad

La felicidad es el estado de ánimo que sentimos las personas cuando conseguimos nuestro
objetivo, cuando disfrutamos plenamente y libremente de algo que nos llena anímicamente
o físicamente. Muchas veces un simple acto de quedar una noche con los amigos y cenar con
ellos nos produce mucha felicidad. Para los pequeños de la casa un simple abrazo de sus
padres o poder comer de vez en cuando su golosina favorita les produce una inmensa
felicidad. Podemos decir que la felicidad es un estado subjetivo, es decir, cada persona la
experimenta de una manera distinta, pudiendo ser un estado duradero o bien momentáneo.

La felicidad es un aspecto de la vida que se tendría que aprender y trabajar en las escuelas,
no debemos considerarla una meta, sino un camino a recorrer y si trabajamos cada día un
poco podemos llegar a conseguir el estado de felicidad deseado. Es un sentimiento que se
puede ir modulando pero para ello necesita un aprendizaje.

El sentimiento de felicidad está relacionado con muchas emociones, como por ejemplo la
tranquilidad, le empatía, la alegría, la compasión, el alivio, la excitación, etc.

¿Cómo podemos trabajar la felicidad desde pequeños?

Como hemos comentado antes este sentimiento se tendría que trabajar en la escuela con los
niños pequeños. Podemos encontrar una serie de técnicas de higiene mental que nos
ayudan. Acordaos de la satisfacción que produce salir a la pizarra y hacer un ejercicio bien.

De nada sirve saber muchas mates si no controlamos los nervios y tenemos mucha seguridad
en nosotros mismos para poder salir a esa enorme pizarra, delante de veinte compañeros.

Todas estas técnicas refuerzan la capacidad cognitiva entre otros muchos beneficios.

  • Autocontrol del pensamiento. Consiste en la capacidad para manejar las emociones de forma correcta, tanto si son positivas como negativas.
  • Relajación. La relajación muscular y el control de la respiración nos ayuda a regular la intensidad de nuestras emociones, facilitando nuestras reacciones.
  • Autodominio. Consiste en tener un buen autocontrol de la impulsividad, como por ejemplo la ira y la violencia.
  • Tolerancia a la frustración para poder prevenir estados emocionales negativos como el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Liberación de la ansiedad y estrés. Podemos conseguirlo con una buena relajación, con meditación y con una serie de ejercicios de respiración.
  • Autoestima. Hemos de tener una buena base. Cuando las cosas las hacemos bien hemos de ser capaces de auto felicitarnos y reconocer que trabajamos bien.

Gaudinfancia.com siempre intenta ofrecerte artículos que te aporten un plus en cuanto a contenidos y aprendizajes. En este sentido te recomendamos un libro que se llama Juguemos a hacer Yoga de Lorena Pajalunga y orientado a niños a partir de los 3 años.

Actividades trabajar la felicidad con niños

Ver libro en catálogo

Practicando los ejercicios de yoga que te propone trabajareis la serenidad, la confianza en sí mismos y el desarrollo de la habilidad para concentrarse. Todo ello lo conseguiréis a través de veinte posturas inspiradas en los animales más queridos para los niños.

Gaudinfancia.com te propone divertirte y crecer sano y feliz.

Veamos los principales beneficios que nos aporta la felicidad.

Todos sabemos que cuando nos encontramos bien con nosotros mismos nos apetece hacer más actividades, pensar en planes futuros y todo ello conlleva un estado físico mejor.

Mejora nuestra salud. Con la felicidad nuestro cuerpo produce unas hormonas llamadas serotonina, dopamina y la más conocida, endorfina. Este hecho mejora nuestro sistema inmunológico.

  • Más años de vida. Existe un estudio realizado en Estados Unidos en los años noventa y llamado “El Estudio de las Monjas” que nos demuestra que la gente feliz vive más tiempo.
  • Mejor nivel de bienestar. A partir de una sensación de bienestar nace la felicidad, esto nos ayuda a vivir de forma más satisfactoria.
  • Planes de futuro. Las personas felices son mucho más emprendedoras ya que siempre miran al futuro con optimismo.
  • Recuperación de un estado de estrés. Una persona con emociones positivas consigue normalizar su ritmo cardíaco rápidamente
  • Sociabilidad y empatía. Cuando nos sentimos felices no nos cuesta nada ayudar a los demás, acercarnos a ellos y ser más sociables y empáticos.

Conoce tu índice de felicidad

Aprendamos a autoevaluarnos para saber nuestro nivel de felicidad. Para ello tenemos que valorar cinco factores: autoestima, capacidad de pensamiento positivo, relaciones sociales, autocontrol emocional y autocontrol de conducta. Puedes ponerte una nota en cada apartado y hacer la media, así sabrás tu índice de felicidad.

Mónica Mestre

¡Hola amigos! Mi nombre es Mònica Mestre y soy empresaria y madre, ahora que mis “niños” ya son mayores, tengo más tiempo para dedicarme a nuevas facetas que siempre me han atraído y en las que nunca había profundizado. Con los años he aprendido a escuchar, pensar y observar. Es muy importante valorarte y sobre todo quererte mucho. Deja que te dé un pequeño consejo: cada niño es único y singular. No caigáis en el error de comparar su desarrollo físico, mental y motriz con otros niños.

0 comentarios

Catálogo de Productos

Regalos, juegos, libros y material de oficina de la mano de expertos.

Artículos relacionados